Grandes nombres de la comunicación política: Quinto Tulio Cicerón y su Breviario de campaña electoral

Te interesa la comunicación política pero no sabes por dónde empezar, quizás conocer la historia de esta rama de las ciencias políticas sea de muy buena ayuda.

Echemos una mirada al pasado, a la fuente, a los primeros. Y eso significa rebuscar en Roma y Grecia.

La comunicación política es mucho más vieja que la misma frase que la denomina, prueba de ello es la obra de Quinto Tulio Cicerón y su obra maestra el ‘Breviario de campaña electoral‘. Esta obra es una de las más básicas en la formación de toda persona que se dedique a la política de forma profesional o que le interesé el tema.

En este post conocerás sobre esta obra y lograrás reconocer la importancia profesional de la misma, realizando un acercamiento a la misma de forma estructurada.

La historia del manual ‘Breviario de Campaña Electoral’

Todo ocurrió en la antigua Roma, en la época de la República, exactamente el primer día del año 63 a.C., cuando Marco Tulio Cicerón logró ser Cónsul de Roma, el más alto cargo de la República. Ese cargo era el final de un largo proceso que en la Roma antigua duraba dos años.

Manual de referencia básica para cualquier campaña electoral

Manual del candidato

Pero peculiarmente lo que se convirtió en gran aporte se centra en que ese mandato se logró gracias a los consejos de una obra que se convirtió en referencia básica para la actual comunicación política, se trata de ‘Comentariolum Petitionis’, una carta que Marco Tulio recibió de su hermano menor Quinto Tulio Cicerón, en la cual le daba consejos sobre el comportamiento debido durante la campaña electoral.

Algunas teorías de historiadores ponen en duda, principalmente por el estilo, que el autor fuese Quinto Tulio Cicerón. Sin embargo, esa información no le quita relevancia al contenido del documento y que su aporte no sea importante para la Comunicación Política.

En la actualidad esta obra es considerada el primer manual estratégico para campañas electorales. Y pensar que fue escrito hace ya casi veintiún siglos hace que sea un reto interesante revisar su vigencia.

Su utilidad práctica actual

La vigencia de una obra puede basarse en que esta siga siendo vigente después del paso del tiempo, como por ejemplo El Arte de la Guerra, la cual sigue vigente con el paso del tiempo y adquiere cada vez más sectores de interés. Algo muy similar ocurre con el Breviario de campaña electoral.

Tanto para quienes aspiran un cargo de elección pública como para empresarios, artistas, comunicadores y muchos otros profesionales pueden sentir interés en la utilidad de la obra de Quinto Tulio Cicerón, porque en esta obra se expone de manera más elemental consejos y propuestas que aunque pueden ser mal vista desde el punto de vista de la moral no propusieron nada ilegal, y cuando consideramos que Roma es la cuna del Derecho moderno dice mucho a favor del mensaje del texto.

Se debe tener claro que la obra de Quinto Tulio Cicerón tiene un fin: hacer que quien siga sus pautas y consejos gane elecciones, eso le da utilidad práctica. Ahora bien, esa utilidad se produce porque el Breviario de Campaña Electoral tiene una finalidad clara: conseguir adhesiones a tu causa.

Para alcanzar su fin, el ‘Breviario de Campaña Electoral’ presenta en pocas páginas las estrategias de campaña en forma de acertadas reflexiones, consejos y análisis concisos sobre la naturaleza humana, tanto de posibles votantes, candidatos, potenciales votantes, así como de sus partidarios.

Estructura del Breviario de Campaña Electoral de Quinto Tulio Cicerón

Se puede dividir el breviario en cuatro grandes partes centradas cada una en temas importantes que trata la obra, estas son:

estruc

1. El papel central del candidato

2. Entorno y partidarios

3. Naturaleza humana

4. Ejecución

Aquí abordamos los temas principales que trata el Breviario de Campaña Electoral.

1. El papel central del candidato

Desde el inicio de la campaña electoral el candidato debe asumirse como político, lo que implica que debe comportarse de esa forma y expresarse de esa manera en muchos de los temas determinados sobre los cuales debe hablar permanentemente.

“Todo el esfuerzo durante la campaña debe dirigirse a mostrar que eres la esperanza del Estado, pero evitando al máximo hablar de política”

En la mente del autor el Estado es el cuerpo colectivo que merece lo mejor, y la política es un conjunto de practicas e instituciones que en muchas ocasiones no son bien vistas por las personas; por esa razón se debe proponer que el candidato es el mejor para el Estado pero sin que sea visto como un político. Ser candidato implica según esto exponer las soluciones que el Estado necesita sin hacer muestra de la política, aun cuando esta dirige todo beneficio social.

2. Entorno y a los partidarios

Como el fin del Breviario es que el candidato obtenga votos, entonces éste debe dedicarse a la regla general de toda campaña: conseguir los votos de su circulo íntimo o cercano. Luego viene lo que en la actualidad se conoce como la segmentación del elector, es decir, identificar a quienes le podemos interesar como candidatos, para conocerlos y aprovechar los factores que estos seguidores pueden tener para aumentar el apoyo.

En este sentido, reconoce que

“Los rumores que salen de la propia casa son la base de cualquier reputación”

por ende la reputación nace desde le comienzo de la campaña y su sitio de origen es el entorno inmediato del candidato. La base de la campaña es la reputación, sin ella el candidato tiene un piso débil y por ello debe atender su círculo cercano.

3 Naturaleza humana

Al reconocer que cada votante es un persona y que estas tienen sus propias debilidades, tales como intereses individuales, prácticas poco éticas, aspiraciones individuales a la vez que tienen fortalezas como la honestidad o el espíritu de trabajo; sin embargo, todos tienen un punto débil que deben ser captados para obtener el voto.

Llega a tener esto claro y determina que

“Son las apariencias y las buenas palabras, y no el verdadero provecho, las que encandilan a la gente”

es decir, el atractivo es superficial, la primera impresión, la importancia del discurso que expone las palabras correctas son las que le permiten al comunicador político establecer una estrategia efectiva.

4. Ejecución

Tal vez, lo más concreto del breviario sea el reconocer la práctica como central, por ello un candidato entra en campaña con el único fin de ganar. Las implicaciones que este objetivo tiene modifican el comportamiento del candidato, única forma que éste tiene para alcanzar sus objetivos.

“Debes procurar que se hable de todo lo infamante, ilegal, deshonesto o corrupto que pueda haber en la personalidad y en las costumbres de tus oponentes”

Es decir, que debe ser central exponer los defectos del contrario para alcanzar el fin deseado de que sus seguidores se conviertan en los propios una vez que se den cuenta que están del lado equivocado. En pocas palabras, lo que en comunicación política actual se denomina ‘Contraste’ y que muchos traducen como hacer lo que sea necesario para ganar.

Conclusión:

Ya en la antigua Roma la campaña electoral era un proceso complejo, la facilidad con que el ‘Breviario de Campaña Electoral’ de Quinto Tulio Cicerón expone esto no le quita profundidad a la obra, y aunque se desconoce si Marco Tulio Cicerón uso lo expresado en ella, si sabemos que muchos consejeros, estrategas, consultores y asesores de diversos sectores usan su conocimiento como válido y útil, por ende vigente.

ordendisci
Desde la antigua Roma la política siempre requirió de orden, disciplina y método, este manual de campaña te recuerda los principios básicos.

Obras como esta permiten también reconocer que aun cuando muchos inventos de la sociedad moderna no existían en la antigüedad las relaciones políticas y sociales se sostenían sobre la naturaleza humana.

En este día...


Ramón

Apasionado del Conocimiento Libre y de las personas. Autor de Software Libre y Comunicación

0 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *