Las 5 ventajas de una estrategia de marketing de contenidos exitosa y cómo diseñarla

Las 5 ventajas de una estrategia de marketing de contenidos exitosa y cómo diseñarla

La importancia del contenido en la era de la información

En un contexto en el que la información y los datos circulan en términos de volumen y diversidad, a un ritmo cada vez más acelerado. El marketing ha tenido que ingeniárselas para desarrollar nuevas estrategias de posicionamiento, fidelización y captación de audiencias. En este sentido, el marketing de contenidos figura como una de las principales estrategias para atraer a potenciales clientes de forma orgánica y con mensajes relevantes mediante diversos canales. Si nos centramos en el marketing político, la era de la información ha significado una gran transformación en la manera como una campaña o candidato se aproxima a su potencial electorado.

La diversidad de canales, medios y plataformas para hacerse visible, así como la variedad en el tipo de mensajes y formatos, ha llevado a este campo a comprender la importancia y la necesidad que tiene una estrategia de contenidos. Si a esto le sumamos, la tremenda desconfianza hacia la política y la democracia, que ha venido aumentando a lo largo de los años. Entonces, tenemos como resultado, un panorama en el que tanto candidatos, como partidos y estrategas políticos, deben plantearse una nueva forma de diferenciarse de lo tradicional y obsoleto. Al tiempo, que implementar formas disruptivas de llegar a un electorado cada vez más atomizado.

Por eso, hoy en día, más que de un político o partido, hablamos de una marca personal e imagen, de la cual, según sea su posicionamiento en los nuevos escenarios digitales, dependerá gran parte de su éxito. De este modo, los contenidos y una difusión de los mismos, basados en una estrategia concreta, medible y orientada a objetivos, es la clave para la construcción de una imagen sólida y vencedora.

Qué aporta una estrategia de contenidos a tu campaña

Si entendemos por contenido a cualquier pieza de información que se diseña y publica con el fin de transmitir un mensaje y conectar con una audiencia puntual. Perfectamente, podemos identificar que el hablar de contenidos en marketing no es propiamente algo nuevo. Antes, el contenido se reducía a un spot televisivo o radial, un slogan, publicidad en puntos estratégicos de una ciudad, entre otros. Hoy, aunque esto no ha dejado de considerarse como tal, ni de implementarse, lo cierto es que ha experimentado un nivel de expansión bastante considerable. La clave para comprender la diferencia y la magnitud de lo que experimentamos actualmente, está en la diversidad de canales, la masificación de los mismos, la velocidad a la que se difunde la información y la capacidad de análisis y segmentación que permite todo lo anterior.

En este orden, y considerando tanto la abundancia de información, como la atención y confianza cada vez más fugaz del electorado. La importancia de una estrategia de contenidos adecuada radica en la posibilidad y el éxito a la hora de conectar con los votantes. Así como de generar reconocimiento, cercanía e identificación con los mismos. Lo cual en definitiva se puede traducir en un crecimiento de la marca o, propiamente, ganar unas elecciones. Si nos vamos al detalle, una estrategia de contenidos permite y garantiza lo siguiente:

  1. Conectar de forma genuina y orgánica con el público objetivo: La diversidad de contenido a la que podemos acceder y generar en la actualidad es diversa. Esto constituye un enorme plus cuando lo que queremos es conectar con el electorado. Diversos formatos ligeros e interactivos, como vídeos, reels, fotografías, infografías o pódcast, permiten crear una conexión personal con los votantes. Además, si a ello agregamos la segmentación de la audiencia, tenemos una oportunidad aún mayor de generar posibilidades de interacción, persuasión e identificación con estos.
  2. Transmitir de forma efectiva el mensaje: La diversidad de formatos y canales para transmitir el mensaje, garantiza que este sea recibido de manera más efectiva. No es lo mismo comunicar una propuesta de gobierno a través de un plan escrito o una entrevista. Que hacerlo de forma gradual, paulatina y creativa a través de pequeñas piezas con la capacidad de generar mayor recordación y fidelización de las audiencias.
  3. Engagement y participación: Una estrategia de contenidos eficaz es justamente aquella que propicia y promueve la interacción con el electorado a través de los mensajes. Dicha interacción facilita la creación de comunidad alrededor de una propuesta política o partido. Así como mayor debate sobre su propuesta, algo que no solo puede contribuir a mejorarla y ajustarla a las necesidades del votante, sino también posicionarla y diferenciarla de otros. Incluso llamar a cierta parte de la audiencia al activismo y un compromiso directo y activo con el proyecto político.
  4. Gestión de la reputación y crisis: Las estrategias de contenido no solo están pensadas para captar la atención de la audiencia. También sirven para contrarrestar ataques o gestionar de una mejor manera las crisis de imagen o de comunicación.
  5. Rentabilidad: Debido a las diversas tecnologías, canales y tipos de mensaje que considera una estrategia de contenidos, además de la posibilidad de aplicar técnicas de segmentación, los recursos de una campaña pueden ser invertidos de forma más eficiente en términos de comunicación.
claves para diseñar una estrategia de contenido exitosa

8 claves para diseñar una estrategia de contenido exitosa

De entrada, algo que es muy importante aclarar es que una estrategia de contenidos requiere de tiempo, constancia y seguimiento para alcanzar el éxito. Por lo tanto, los siguientes pasos deben implementarse de manera permanente, así como evaluarse y actualizarse según los objetivos.

  1. Enfócate en conocer muy bien a tus votantes: El primer paso, y el más decisivo, es conocer a tu base electoral o potenciales votantes. ¿A quién quieres llegar con tu mensaje? ¿Cuáles son los intereses, necesidades y preocupaciones de este grupo? ¿Con qué se identifican? ¿Qué rechazan? ¿Cuál es su comportamiento web y en las redes sociales? Dependiendo de estas respuestas, deberás enfocar tu mensaje, propuestas o proyecto político y demás acciones de campaña.
  2. Diseña un mensaje claro y conciso: En este punto deberás usar como insumo todo lo anterior, dirigiendo todos tus esfuerzos a presentar una propuesta que se enfoque en tu audiencia, pero sin perder la originalidad de imagen y proyecto. No olvides que debes diferenciarte.
  3. Diseña y posiciona una marca reconocible y clara: Este punto incluye desde tu imagen física, verbal y no verbal, como tu logotipo, colores de marca, entre otros aspectos. Unificar estos elementos en los diferentes canales (web, redes sociales, publicidad, medios) es vital para generar recordación.
  4. Aumenta tu presencia web: Internet es una de las principales fuentes de información y conocimiento en la actualidad. Básicamente, aquello que busca darse a conocer y no está en el entorno online, es como si no existiera. Por lo tanto, tener un sitio web y un blog nutrido, así como cuentas activas en diversas plataformas y redes sociales, es fundamental.
  5. Elige los canales de comunicación adecuados: Esta acción, para que sea eficaz, debe derivarse del conocimiento de tu target. Es decir, de su comportamiento e intereses tanto online como offline. Dicho conocimiento definirá a través de qué medios o canales será más efectivo llegar. Dependiendo de los nichos o públicos, los canales a privilegiar podrán ser los encuentros cara a cara, las conferencias o eventos, las redes sociales o tu propio blog.
  6. Crea contenido creativo, interactivo y de calidad: Como indicábamos, el contenido es cualquier pieza informativa. Para el caso, cada fragmento de información deberá estar adaptado al canal, y a su vez, en congruencia con el mensaje. La coherencia y la autenticidad deben dirigir esta información para que sea efectiva y genere el impacto deseado. Este contenido a su vez debe ser constante y diverso, desde post en blogs y redes sociales, hasta libros, artículos, cursos, conferencias o libros que hablen de ti y tus intenciones políticas.
  7. Conoce la estrategia de tus rivales: Un punto igual de importante es conocer cómo opera el contenido de nuestros rivales. ¿Qué ofrece?, ¿cuál es el mensaje?, ¿qué canales privilegia?, ¿cuál es el rendimiento de su estrategia? Este ejercicio puede ayudar a mejorar aspecto de la estrategia propia y a identificar vacíos o desafíos. Igualmente, podrá servirte para innovar y reajustar tu propio proyecto.
  8. Optimiza, mide y haz seguimiento a tu estrategia: Junto con el conocimiento de la audiencia y la calidad del mensaje, esta es otra de las piedras angulares de una estrategia de contenidos exitosa. De nada sirve invertir en mensajes, imagen y canales si esto no se optimiza en términos de SEO o SEM, keyword research, o si no se mide la respuesta del público a la estrategia. Mucho menos si no se ajusta según los resultados de la medición y los objetivos esperados.

En definitiva, está claro que, actualmente, el contenido es la base del marketing político. Sin él, aunque las estrategias tradicionales sigan funcionando, el peso del mundo digital y online es altamente decisivo. Por lo tanto, quienes buscan la victoria de su campaña política no pueden renunciar a esto, ni dejar de apostar por contenido de alta calidad que resuene con su público potencial. Un ejemplo de ello han sido las campañas de Barack Obama, Donald Trump o Alexandra Ocasio. Obama fue uno de los primeros políticos en usar de forma hábil diversos canales; Trump, fue capaz de impulsar su candidatura en una red social (Twitter, hoy “X”) prescindiendo de los medios tradicionales. Mientras que Ocasio, ha usado activamente Instagram para posicionar de forma sólida su marca personal.

En este día...

Categorías: comunicación

Ramón

Apasionado del Conocimiento Libre y de las personas. Autor de Software Libre y Comunicación

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *