Denominado por muchos como el misterio Macron, el actual presidente de Francia es capaz de generar desconcierto y al mismo tiempo una sensación de seguridad para los ciudadanos que se sienten fielmente representados por él. Este domingo 10 de abril, primera vuelta de las presidenciales francesas, sabremos si Macron es un líder con recorrido o simplemente fue flor de un mandato.

Candidato inventado

Con teorías que lo colocan como un “producto político” muy bien pensado para la diplomacia en todos los sentidos, Macron el personaje abarca diferentes puntos de vista, pero que finalmente confluyen en un liderazgo carismático y cercano.

Una interesante tesis doctoral de 2021, con el título de ‘La construcción comunicativa del persona y liderazgo de Emmanuel Macron’, de Bethlem Boronat Clavijo, nos acerca un análisis detallado de las técnicas empleadas, susceptibles de ser aplicadas en otros casos. Veamos en este post un resumen de esta tesis y abramos el debate.

Emmanuel Macron ¿es un personaje real?

Las conjeturas, más allá de determinar cuánto es real o no en relación con sus acciones, busca explicar la verdadera personalidad de Emmanuel Macron. Como hijo, estudiante, político, esposo y líder; son muchas las caras que puedes encontrar para un mismo personaje.

Evidentemente, no se escapa de la idealización y abundan aquellos que lo consideran el ejemplo perfecto del francés exitoso. Aunque en realidad, es tan normal como cualquier otro, con la gran diferencia de que ha aprendido a asumir el rol que le corresponde en cada circunstancia.

Los registros biográficos lo ubican en un seno familiar privilegiado, aunque en un entorno deprimido por la crisis industrial. Lo cual no opacó su entusiasmo por leer, saber y expresar su opinión con elocuencia, en definitiva un joven con habilidades particulares.

La popularidad social no era una de sus metas en la juventud. Aunque era apreciado por sus compañeros, su verdadera fascinación era relacionarse con sus profesores. Las tertulias y discusiones sobre historia, política o filosofía enriquecieron y forjaron su modo de ver las situaciones.

Su incursión en la política se considera una jugada audaz por parte del Partido Socialista, el cual, en un claro periodo de desgaste representativo, levanta la mano del joven Macron. Quien más adelante alzaría su propia voz y construiría el movimiento moderno que lo lleva a la presidencia.

Sin duda, se percibe la existencia de un personaje maduro, moldeado entre sus propios procesos de pensamiento y la necesidad de responder a un proyecto político. Que seguramente seguirá dando de qué hablar en la historia política de Europa.

La estrategia de comunicación Macron

La construcción comunicativa se ha relacionado con una bandera conceptual al referirse a Macron. Aunque no es una práctica nueva en la política, esta estrategia de comunicación se basa en «revestir» al candidato de atributos tan positivos que difícilmente no sea visto como la mejor opción.

Las prácticas anteriores buscaban revertir una imagen poco alentadora del sujeto, lo que no ocurre en el caso Macron. Pues, con una novel carrera política, son más los hitos por construir que las fallas que o debilidades que mejorar.

Por otro lado, el entorno político de Emmanuel Macron no solo ha tomado en cuenta las nuevas herramientas de comunicación, difusión y marketing. También han considerado la necesidad de un acercamiento humano y contacto directo con los ciudadanos.

Ya como personaje público, el presidente ha mostrado la amplitud de carácter que le valió la aceptación de la mayoría.  En este sentido, resulta creíble y respetable su postura parca ante temas delicados para el gobierno y la ciudadanía. Pero al mismo tiempo, fresco y cercano ante requerimientos sociales y mediáticos más banales.

En definitiva, una estrategia de comunicación que toma en cuenta los nuevos códigos de narrativa basados en la inmediatez, brevedad y logro de objetivos prácticos. Pero, donde tienen igual de importancia la inteligencia artificial, manejo de Big Data y el contacto humano para plantear eficientes estrategias de gobierno.

El estilo de liderazgo moderno

Los expertos hacen mención a un proceso de personalización del líder, llevándolo del extremo heroico a un plano más realista. Donde su historia de vida sea conocida y permita entender parte de sus decisiones. Lo que deja claro que las toma desde el punto de vista político, pero también del humano.

Macron2

A diferencia de los líderes convencionales que se mostraban listos para la batalla y la toma de decisiones, incluso poniendo sus intereses por encima del resto. Parece imponerse un nuevo modelo de liderazgo político, salvo algunas excepciones que aún responden a este perfil.

Ahora, la búsqueda de resultados con enfoque empresarial, donde se considera a la nación como una institución que debe ser rentable, pero que al mismo tiempo, las personas sean tomadas en cuenta como motores y garantes del éxito, perfila a los líderes como empresarios sociales.

Sí, un líder transformacional que busca cambios a partir de la motivación personal que logra involucrando a la mayor cantidad de individuos en su causa. Convenciéndoles de su rol en el proceso y asegurando beneficios más grandes que cualquier otra recompensa. Es decir, mejorando al seguidor para optimizar su desempeño.

Esa es la postura que presenta Emmanuel Macron, detrás de su personalidad carismática e igualitaria que hace sentir cómodos a todos a su alrededor. Sin perder de vista los objetivos principales de su gobierno, ni exigiendo sacrificios absurdos a quienes caminan junto a él.

Este liderazgo moderno aprovecha las herramientas empresariales, transaccionales y de gestión de capital humano para echar adelante a una gran empresa llamada Francia. Incluso habiendo salido del seno de Hollande, marca hasta ahora una posición innovadora y además exitosa en varios aspectos.

macron2 scaled

Consideraciones finales

La elección de Macron como presidente de Francia obedece a un movimiento construido a partir de sus propias ideas, con una forma de relacionarse con los ciudadanos de manera directa y personal.

Su encanto es parte de una personalidad que lo ha definido desde sus inicios, aunque encaja a medida con las construcciones de la comunicación. Hay quienes pueden considerarlo un candidato creado, mientras otros celebran haber encontrado un caso real de las teorías de liderazgo transformacional.

Sus adeptos, sin duda esperan mucho más de él. A diferencia de sus adversarios, que vaticinan que la novedad de Emmanuel Macron sea absorbida por la dinámica política. Veremos en un par de meses. Mientras tanto este sigue ¡En Marche!

En este día...


Ramón

Apasionado del Conocimiento Libre y de las personas. Autor de Software Libre y Comunicación

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.