En el post anterior comenzamos el estudio de las variables políticas de la post pandemia, específicamente los niveles geopolítico y regional. En este segundo artículo vamos a revisar los niveles nacional, local, comunitario y familiar.

blog rr 19agosto

El nivel nacional

A nivel nacional las principales variables políticas del mundo post pandemia se centrarán en el debate por la democracia, la estabilidad económica y las elecciones transversalizadas por la bioseguridad.

La democracia

La democracia aparece como un reto en un escenario post pandemia ya que esta no solo debe permanecer en el tiempo garantizando ser el modelo que garantice las igualdades y libertades políticas y sociales, sino que a la vez debe poder garantizar la bioseguridad de sus ciudadanos en una condición de igualdad.

No sólo se trata de que un país mantenga un régimen democrático sino también el hecho de que cada nación deberá poder prevenir cualquier nuevo brote de coronavirus para evitar nuevos colapsos de su sistema de salud.

En este marco la bioseguridad se presenta como el principio rector que puede ser aceptado en favor de grupos de poder o en favor de grandes mayorías desposeídas.

Este debate político se suma a las interpretaciones que aseguran que la bioseguridad puede ser subalterna a la economía y que la mejor forma de poder afrontar la situación es tomando medidas autoritarias en favor de defender al Estado como expresión del bien común.

La estabilidad económica

En este sentido la estabilidad económica es un objetivo que puede ser priorizado más allá de la bioseguridad, dejando sin efecto las medidas de restricción de la cuarentena, sin tomar en cuenta algunos controles y apostando por la recuperación económica por encima de cualquier riesgo de nuevos brotes.

Caso contrario se puede asumir a lo interno de algunos Estados que la prioridad sea preservar la bioseguridad de la población dejando de  un lado los modelos de flexibilización total, asumiendo medidas regulatorias que pueden originar declaratorias de nuevas cuarentenas, sin priorizar en lo económico.

Las elecciones

En ese contexto las elecciones pueden tomar un significado distinto como variable política del mundo post pandemia.

Si se impone la preeminencia de la democracia y no de la estabilidad económica entonces se deben organizar elecciones con todas las características propias de la bioseguridad.

Si en cambio la inclinación es por la estabilidad económica entonces la bioseguridad de las elecciones puede tomar un papel secundario o el peor de los casos pueden ocurrir suspensiones de procesos electorales.

Pero quizás la mayor implicación política en los Estados sea como preservar la bioseguridad sin menoscabar derechos protegidos por la democracia y sin perjudicar la estabilidad económica que se encuentra golpeada por una situación sobrevenida e inevitable.

Tal vez, el nivel más complejo de las variables políticas del mundo post pandemia sea el nacional porque dependerá de múltiples factores y diversas fuerzas políticas.

blog rr 19agosto 2 Mesa de trabajo 1 copia 4

El nivel local

La COVID 19 impacta directamente en la concepción de ciudad que hemos creado desde enfoques modernizadores. Independientemente usted viva en España, México, China, Estados Unidos o Perú la ciudad es el sitio en el cual sus actividades se desarrollan.

La localidad es siempre el escenario en cual nos desenvolvemos, sea pequeña o cosmopolita, ella está afectada en esta pandemia y seguirá igual en la realidad post pandemia; pero se verá más afectada en las variables de la movilidad, la salud pública y el acceso a la información oportuna.

La movilidad

Los gobernantes locales a partir de la cuarentena y en el mundo post pandemia están tentados a ejercer el gobierno de forma autocrática o abrir el abanico de opciones para que la ciudadanía se exprese.

Dependerá de las concepciones que tengan estos políticos si apuestan por permitir la movilidad franca contraria a la bioseguridad o si aprovechan la oportunidad de la movilidad restringida para gobernar de forma poco democrática, siempre con la justificación del relato que se está construyendo en base al terror al coronavirus.

El relato sobre el terror al coronavirus, en algunos casos cierto en otros exagerado, es la justificación perfecta para poder impedir que los ciudadanos se muevan o no. Esto en el caso de que los gobernantes locales vean al COVID 19 como un peligro real contra la sociedad.

En el caso de que el gobernante asuma que la COVID 19 no es tal peligro entonces el relato será el de subestimar la enfermedad y su elevada tasa de contagio. En estos casos la apuesta será por mantener ciertos controles de bioseguridad para que la normalidad ocurra sin mucho riesgo.

La salud pública

El sistema de salud pública es el más golpeado por la pandemia y en muchos países las localidades tiene potestades sobre él directamente, incluyendo administración.

La salud pública será en la era post pandemia una promesa electoral o un objetivo en los planes de los actuales gobernantes.

Los discursos van a girar entre quienes tratan de subestimar la enfermedad o entre quienes usaran el riesgo de los posibles brotes post pandemia. Entre los primeros se verán actos públicos con el mínimo uso de mascarillas o cubrebocas mientras en los segundos se verán actos de recibimiento de equipos médicos, condecoraciones a personal médico y sanitario entre otras formas para promover su gestión de gobierno.

El acceso a la información oportuna

El acceso a la información oportuna será una variables expresada por la ciudadanía, junto con el derecho a la salud, a la movilidad, al empleo entre otros.

Pero en la localidad post pandemia el acceso a la información oportuna tomará una importancia vital ya que la ciudadanía reclamará estar al tanto en todo momento de los posibles brotes de COVID 19 cercanos, del estado de los servicios de salud pública y de las medidas que ejecutan los gobernantes para controlar estos.

Mientras las tendencias existentes en los gobernantes giraran en el enfoque asumido, o se sobrevalora los riesgos o se subestiman estos. Los canales de comunicación de los gobiernos locales se definirán en base a estas concepciones.

El nivel comunitario y familiar

Quizás uno de los aspectos más significativos y menos estudiado sea el del círculo íntimo de los individuos en la cuarentena obligatoria frente a la COVID 19, que tendrá sus implicaciones directas en la era post pandemia.

El hecho de ser aislados de forma obligatoria por mucho tiempo puede tener repercusiones especiales en la forma como se concibe el mundo en lo inmediato.

Es el círculo íntimo o familiar en el cual se compartió o resistió la situación derivada de la cuarentena, pero es en el círculo comunitario donde se comienzan a expresar las revalorizaciones del hecho social.

En un mundo interconectado como el actual la realidad virtual de las redes sociales nos permitieron están en contacto con el resto del mundo durante la cuarentena, pero es la comunidad la que nos comienza a recibir en las fases de la nueva normalidad, y dos variables comienzan a presentarse totalmente revalorizadas y redefinidas, ellas son la educación y la religión.

La educación

El hecho de que la educación haya sido convertida en un vínculo a distancia y que pueda permanecer con restricciones o sin ellas pero con elementos de bioseguridad en la era post pandemia  hace que la ciudadanía y los Estados propongan formas diferentes del hecho educativo.

Las formas como la educación se concreta como servicio público y derecho humano puede ser parte de la discusión en el mundo post pandemia a nivel familiar y comunitario.

La familia y la comunidad aparece en escena en la post pandemia para competir con los modelos de educación imperantes: sociedad educadora y estado docente.

La religión

En lo que respecta a la religión está como respuesta organizativa a las aspiraciones sociales enfrentó desde el mismo surgimiento del brote de coronavirus un reto histórico.

La respuesta de muchas religiones fue implorar por la calma, cesando sus actividades basadas en la aglomeración de sus fieles, pero otras vieron en este aislamiento un peligro a su subsistencia económica.

Cesar sus actividades comunes fue para muchos líderes religiosos un peligro, pero para otros tanto fue momento de propagación de sus postulados filosóficos.

Pero a nivel familiar y comunitario la religión se convirtió en un tema que se mantendrá en la post pandemia, lo que indudablemente se desprende del imaginario apocalíptico que se relaciono con el COVID 19 desde el mismo inicio del brote de esta enfermedad. 

Conclusión

Hasta aquí las variables políticas de la post pandemia que forman parte de toda una narrativa que está en construcción desde el mismo momento de inicio del brote de coronavirus.

Ciertamente la pandemia de la COVID 19 marcará un antes y un después en la política del siglo XXI reviviendo tensiones y variables estructurales y creando unas nuevas que hacen del hecho político en general y de la comunicación política en específico un escenario muy complejo.

En este día...

Categories: comunicación

Ramón

Apasionado del Conocimiento Libre y de las personas. Autor de Software Libre y Comunicación

0 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.