La disonancia cognitiva de estatus en la comunicación política

La disonancia cognitiva, un término acuñado por el psicólogo Leon Festinger en 1950, es un fenómeno psicológico que ocurre cuando una persona mantiene simultáneamente dos o más cogniciones (ideas, creencias, valores o emociones) contradictorias.

La disonancia cognitiva de estatus es un fenómeno psicológico intrigante. Y como decíamos en el párrafo anterior, ocurre cuando una persona experimenta conflicto interno debido a la inconsistencia entre su percepción de su propio estatus y la realidad. En un mundo impulsado por la comparación social, este tipo de disonancia puede surgir cuando alguien se ve a sí mismo de manera diferente a cómo lo perciben los demás o cómo se compara con sus pares. Explorar este tema puede revelar cómo nuestras percepciones de estatus influyen en nuestras emociones y comportamientos, y cómo lidiar con esta disonancia puede conducir a un mayor autoconocimiento y bienestar emocional. De lo contrario, nos encontramos con la intranquilidad de intentar explicar lo inexplicable o contradecir creencias existentes.

La disonancia cognitiva de estatus en la comunicación política

La disonancia cognitiva es un concepto psicológico que se refiere a la incomodidad o confusión que experimenta una persona cuando sus creencias o actitudes no coinciden con sus acciones; por otro lado, el estatus se refiere a la posición o jerarquía que una persona ocupa dentro de un grupo social. Así, y como define Moisés Naim en su libro «La revancha de los poderosos» -cuya lectura recomiendo- define la disonancia cognitiva de estatus como la frustración que se acumula cuando una persona piensa que algo le impide progresar social y económicamente y se ve en un escalón más bajo del que esperaba ocupar en la sociedad. Esta es la explicación por la que muchas veces vemos gente votando a líderes autocráticos que les prometen ubicarlos en sus estamentos o incluso como gente con recursos medios se considera de «derechas» ya que se autoposicionan en «clases altas».

En el contexto de la comunicación política, este concepto se vuelve particularmente relevante. Los individuos a menudo se enfrentan a información que desafía sus preconcepciones políticas, lo que puede generar un estado de tensión psicológica. Para aliviar esta tensión, pueden buscar información que confirme sus creencias existentes, ignorar evidencia contraria o reinterpretar la información de manera que se alinee con sus convicciones previas. Este proceso puede afectar la forma en que los ciudadanos procesan la información política y, en última instancia, cómo votan o se involucran en el discurso político. La disonancia cognitiva puede llevar a la polarización y al sectarismo, ya que las personas se agrupan con aquellos que comparten sus puntos de vista, reforzando sus creencias a través de un ciclo de confirmación continua. Comprender este fenómeno es crucial para los comunicadores políticos y los líderes, ya que les permite diseñar mensajes que puedan ser aceptados por un público más amplio sin desencadenar la disonancia cognitiva, o que ayuden a las personas a reconciliar información contradictoria de una manera que fomente el diálogo y la comprensión mutua.

Más en  Comunicación política y campañas electorales en un Mundo digital
La disonancia cognitiva de estatus en la comunicación política

Disonancia de estatus en política: choque entre percepciones personales y realidad social. Estrategias educativas y tecnopolíticas para mitigar el impacto.

La disonancia cognitiva de estatus en la comunicación política es un fenómeno ha ganado relevancia en los últimos años. A medida que la sociedad avanza y las tecnologías de la comunicación se desarrollan, la interacción entre políticos y ciudadanos se ha transformado. En este artículo, exploraremos en profundidad qué es la disonancia cognitiva de estatus en la comunicación política, sus causas y cómo afecta a la sociedad. Y por supuesto, la implicación que la Tecnopolítica tiene.

La disonancia cognitiva de estatus no solo se refleja en la ciudadanía, y en todas aquellas personas que no se ven representadas en los estatus sociales que les correponde, también lo podemos observar en los políticos. Por ejemplo, un político que se presenta como defensor de la justicia social y la igualdad, pero lleva un estilo de vida ostentoso y derrochador, genera una contradicción en la mente de los ciudadanos. Esta contradicción puede llevar a una pérdida de confianza en el político y en su capacidad para representar los intereses de la sociedad.

Además, la disonancia cognitiva de estatus en la comunicación política puede presentarse a través de discursos y mensajes que no se alinean con las acciones del político. Por ejemplo, un político puede hablar de la importancia de proteger el medio ambiente, pero no tomar medidas efectivas para garantizar la sostenibilidad y reducir la contaminación. Esta inconsistencia entre las palabras y las acciones puede generar desconfianza y escepticismo por parte de la sociedad.

Existen varias causas que pueden contribuir a la disonancia cognitiva de estatus en políticos. Una de ellas es la necesidad de los políticos de generar una imagen pública que les permita mantener o aumentar su estatus social. En muchos casos, esto implica presentarse como defensores de determinados valores o ideales, aunque sus acciones no reflejen verdaderamente esos principios.

Otra causa puede ser la presión de los medios de comunicación y de la opinión pública. Los políticos pueden sentirse obligados a adoptar posiciones o dar discursos que son populares o que reciben una buena recepción por parte de la sociedad, aunque no estén alineados con sus verdaderas creencias. Esta presión puede generar una disonancia cognitiva de estatus, ya que los políticos se ven obligados a comunicar mensajes que no concuerdan con su posición real.

Así, la disonancia cognitiva mina la confianza de los ciudadanos en los políticos y en las instituciones democráticas. Cuando la sociedad percibe un desajuste entre las palabras y las acciones de los políticos, se genera un sentimiento de cinismo y desencanto que afecta la participación ciudadana y el apoyo a las políticas públicas. Para fomentar una comunicación política coherente y efectiva, es fundamental que los políticos y las instituciones trabajen en la transparencia, la coherencia entre palabras y acciones, así como en la construcción de relaciones basadas en la confianza y la responsabilidad.

Más en  Innovación y comunicación política en las administraciones públicas

Además, la disonancia cognitiva de estatus puede contribuir a la polarización política. Cuando los políticos se comunican de manera inconsistente y generan confusión en la sociedad, es más difícil que se alcancen consensos y se construyan puentes entre diferentes visiones e intereses. Esto puede llevar a una mayor fragmentación social y dificultar la búsqueda de soluciones efectivas a los problemas que enfrenta la sociedad.

La disonancia cognitiva de estatus en la comunicación política

Para abordar la disonancia cognitiva en la comunicación política, es importante adoptar estrategias que ayuden a los individuos a procesar la información de manera más abierta y flexible. Aquí hay algunas tácticas que pueden ser efectivas:

  1. Presentación Equilibrada de Información: Ofrecer múltiples perspectivas sobre un tema puede ayudar a reducir la resistencia a la información que contradice las creencias previas de una persona.
  2. Fomentar el Pensamiento Crítico: Educar a la audiencia sobre cómo evaluar críticamente la información y las fuentes puede capacitarlos para manejar mejor la información contradictoria.
  3. Comunicación Empática: Entender y reconocer las emociones y preocupaciones de la audiencia puede crear un ambiente más receptivo para la discusión de ideas contrarias.
  4. Narrativas Personales: Usar historias personales y testimonios puede ser una forma poderosa de conectar con la audiencia y presentar diferentes puntos de vista de una manera más relatable.
  5. Refutación Directa: Cuando se presentan argumentos contrarios, es útil refutarlos directamente con evidencia y razonamiento sólido, en lugar de ignorarlos o desacreditarlos sin fundamento.
  6. Repetición y Refuerzo: La exposición repetida a información nueva y desafiante puede aumentar la familiaridad y reducir la disonancia.
  7. Involucrar a Influencers y Líderes de Opinión: Las personas a menudo buscan orientación en figuras de autoridad o influencers. Si estos líderes presentan información de manera abierta y equilibrada, puede influir en la forma en que su audiencia procesa la información.
  8. Educación Continua: Ofrecer oportunidades para la educación continua sobre temas políticos puede ayudar a las personas a mantenerse informadas y estar más abiertas a cambiar sus puntos de vista.
  9. Diálogo y Discusión: Fomentar foros abiertos donde las personas puedan discutir y debatir temas en un entorno respetuoso puede ayudar a aliviar la disonancia cognitiva.
  10. Transparencia y Honestidad: Ser transparente sobre las intenciones y proporcionar información honesta y precisa puede construir confianza y reducir la desconfianza y la disonancia.

Estas estrategias, cuando se implementan de manera efectiva, pueden ayudar a los comunicadores políticos a crear un entorno más informado y menos polarizado, o lo que es lo mismo, la lucha contra las 3P de Moisés Naím: Populismo, Polarización y PosVerdad

Más en  ¿Conoces a Elihu Katz?

Mediante la Tecnopolítica podemos aplicar estrategias para manejar la disonancia cognitiva e influir positivamente en la comunicación política. Aquí hay algunos ejemplos:

  1. Contenido Diversificado: Publicar una variedad de contenido que presente diferentes puntos de vista puede ayudar a los seguidores a exponerse a una gama más amplia de ideas, lo que puede reducir la disonancia cognitiva.
  2. Interacción y Diálogo: Las redes sociales permiten la interacción directa con los seguidores. Fomentar un diálogo constructivo y respetuoso puede ayudar a las personas a considerar perspectivas alternativas.
  3. Educación sobre Medios: Compartir recursos y herramientas que enseñen a los usuarios a evaluar críticamente la información puede fortalecer su capacidad para manejar la disonancia cognitiva.
  4. Narrativas Visuales: Utilizar imágenes, videos y gráficos para contar historias puede ser una forma efectiva de presentar información compleja de manera más digerible y menos confrontativa. Recuerden que en la sociedad de la infocracia como define el filósofo coreano Byung-Chul -otro libro que recomiendo encarecidamente leer-, un meme comunica de formá más veloz que un argumento bien razonado.
  5. Influencers y Líderes de Opinión: Colaborar con personas influyentes que puedan presentar mensajes equilibrados y bien fundamentados puede amplificar el alcance y la aceptación de las ideas.
  6. Campañas de Concientización: Las campañas diseñadas para educar sobre la disonancia cognitiva y cómo afecta la percepción pueden aumentar la conciencia y promover un pensamiento más abierto.
  7. Feedback y Encuestas: Utilizar encuestas y solicitar comentarios puede proporcionar información valiosa sobre cómo la audiencia está procesando la información y enfrentando la disonancia cognitiva.
  8. Moderación de Comentarios: Establecer normas claras para la moderación de comentarios puede ayudar a mantener un ambiente en línea saludable y propicio para la discusión abierta.
  9. Eventos en Vivo: Organizar eventos en vivo, como debates o sesiones de preguntas y respuestas, puede facilitar la interacción en tiempo real y el intercambio de ideas.
  10. Transparencia en la Fuente: Asegurarse de que la información compartida sea verificable y provenga de fuentes confiables puede ayudar a construir credibilidad y confianza.

Implementar estas estrategias en las redes sociales requiere un enfoque cuidadoso y considerado, teniendo en cuenta la naturaleza dinámica y a menudo polarizada de estas plataformas. No es algo baladí, pero si que mediante estrategia y método se puede implementar y venimos de muchos casos de éxito en diferente regiones y campañas. Así, al hacerlo, los comunicadores políticos pueden crear un espacio más informado y menos divisivo para sus audiencias.

En este día...


Ramón

Apasionado del Conocimiento Libre y de las personas. Autor de Software Libre y Comunicación

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *