BigData en elecciones y campañas

Constantemente escucho hablar de Big Data como la panacea de las elecciones, como si con tener muchos datos pudiéramos ser más inteligentes, más eficaces en la toma de decisiones o nos hiciera ser más interesantes, y… como dice mi buen amigo Luis David Duque, «las vacas no dan leche».

Al igual que con las vacas, no hay nada que hacer con los datos, si no se procesan, analizan, se buscan patrones y se ejecutan algoritmos,…. Así, y como ya comentara en la entrevista que me hicieran hace un par de meses:

el procesamiento de datos para establecer acciones muy segmentadas sobre públicos específicos, sobre perfiles que se han establecido en función de vinculaciones. No se trata tanto de los datos sino de la relación que tienen unos datos con otros

Por eso, en este post, más que más que profundizar en el Big Data o la Inteligencia Artificial, lo que haré es demostrar el valor que tienen para la política actual, la tecnopolítica, cada vez más presente y más relevante.

tECNOPOLITICA PRESENTE 1

Tampoco trataré como en anteriores reflexiones sobre los efectos de la Inteligencia Artificial en la democracia, ya hablé de ello en Cambridge Analitica, Big Data y la ética de las campañas electorales.

Así que, a partir de las premisas anteriores, les comparto algunas ideas que pueden sumar al debate y a la búsqueda del uso de Big Data, Inteligencia Artificial, …. y sobre todo, de la Tecnopolítica en su conjunto.

¿Redes Sociales = Estrategia Digital = Tecnopolítica?

  1. No podemos confundir la tecnopolítica con la política de las redes sociales o en las redes sociales. Concebir una campaña electoral desde la tecnopolítica es una visión más amplia: incluye, además de la producción de contenido para las redes sociales, la conversión de estas redes sociales en una fuente ingente de datos desestructurados que debemos procesar, entender y usar.
  2. Las redes son, hoy por hoy, una fuente de conocimiento sobre nuestro electorado, fundamental para su segmentación e imprescindibles para generar contenidos y repercusión.
  3. Las redes nos interesan para interactuar con los electorados, pero sobre todo, nos interesan para conocer a los electorados. Ésta es la base de la tecnopolítica en estos momentos. El gran ecosistema de las redes sociales como punto de origen de las campañas y no únicamente como espacios públicos de debate electoral, conversación pública o canal de información.
  4. Así que estar en las redes sociales, salir en las redes sociales, es la última estación de un proceso circular de captación de datos, proceso de estos e hipersegmentación en la difusión de los mensajes.
  5. En suma, la tecnopolítica, hoy por hoy, es la política. No hay victoria electoral sin una gestión de datos, conocimiento y tendencias que nos ayude a diseñar estrategias, mensajes y acciones.
VictoriaElectoral con Tecnopolitica

Tenemos datos, necesitamos tecnología para procesarlos

  1. Aquí surge la inteligencia artificial (IA) como la herramienta imprescindible para procesar datos y para otras tareas que citaré más adelante.
  2. La IA amplía nuestra capacidad de análisis, la búsqueda de patrones y la estructuración de información a priori inconexa. La IA da sentido y simplifica la conversación pública.
  3. No hay que ser expertos en IA para liderar una campaña, pero sí hay que conocer la fuerza y potencial de esta tecnología. Quien domine la IA aplicada a las campañas electorales va a dominar la política.
  4. ¿Cuáles son algunos de los actuales usos de la IA en las campañas electorales?
    1. Chatbots. Tecnología de uso general que se aplica a la política. Podemos responder preguntas y necesidades de electores, apoyar procesos de activismo y afiliación o donación, automatizar procesos, conversar y amplificar nuestro mensaje entre las personas y contactos de nuestros contactos.
    2. Explotación de datos: una vez reunidos los datos, se estructuran y se toman como referencia en el diseño de estrategias. Estamos viviendo una revolución en los medios de estudio de la opinión pública, la detección de tendencias y del conflicto social. A las tradicionales encuestas, grupos de discusión, informes de escucha activa social y humor social se van a sumar nuevos instrumentos de medición y detección. Quien sepa usarlos y los use tendrá mucho ganado en una elección.
    3. Y en tercer lugar la IA nos va a ayudar para la creación de textos, escritura automática, respuesta inmediata en redes sociales, etc. Toda la tecnología al servicio del procesamiento del lenguaje natural y la creación lingüística automática va a tener un gran impacto en las campañas electorales, ya que la IA aprenderá a mejorar la eficacia de los mensajes, ya que podrá tener datos de sus impactos y repercusiones.

Todo lo anterior se multiplica cuando sabemos que las aplicaciones informáticas podrán aprender a partir de su experiencia en el procesamiento de estos datos.

Resumo, por tanto, que el impacto de la IA en las campañas electorales se resumen en:

  1. Conocer mejor a los electorados
  2. Multiplicar nuestra capacidad de análisis
  3. Facilitar la toma de decisiones
  4. Mejorar la comunicación con los electorados, la hipersegmentación y la construcción de mensajes.

Sentadas estas bases, pueden entenderse algunas de las diferentes aplicaciones y herramientas que usamos en todas las campañas electorales.

En este día...


Ramón

Apasionado del Conocimiento Libre y de las personas. Autor de Software Libre y Comunicación

0 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.