¿Cómo beneficia la tecnología blockchain a los registros electorales?

Por años se ha señalado que los registros electorales son el punto neurálgico de las elecciones. Si se excluyen a amplios sectores de la población de un país se puede afectar los resultados de un proceso electoral; o si no se tiene un control fidedigno de los votantes las fuerzas políticas antidemocráticas de un país pueden cometer fraude contra la soberanía popular. Por no hablar de que cuando los sistemas no son confiables y 100% transparentes dan juego a teorías conspiranoides.

Esto constituye un grave problema para un sistema democrático, ya que un sistema electoral que carece de fortalezas en su registro de electores será el ojo de las criticas de la opinión publica y la sociedad civil de su país, con eminentes réplicas en la comunidad internacional que se verá obligada a presionar por el establecimiento efectivo de la democracia.

blockchain votacion scaled

Pero ahora bien, cabe la pregunta que pretende responder este post ¿cómo puede beneficiar la tecnología blockchain a los registros electorales?, y se desprenden más interrogantes:

¿cuáles son las ventajas tecnológicas que aporta blockchain a la administración electoral?

¿es viable que blockchain pueda ser usada en un sistema integral de registro de los ciudadanos de un país?

Cada una de estas preguntas las trataremos de responder en este post con la finalidad de poder aclarar las posibles dudas que tengas sobre los procesos electorales, y muy en particular sobre los registros electorales que hacen posible el ejercicio del voto por parte de la ciudadanía.

Una introducción necesaria sobre la blockchain

Antes de entrar en una materia tan específica como la relación de la blockchain con los registros electorales es necesario repasar un poco sobre esta innovadora tecnología.

información es procesada en bloques

La blockchain o cadena de bloques es una red informática que procesa información por medio de un software que usa un código criptográfico. Cuando la información es procesada es organizada en un bloque que es ordenado en forma secuencial o en cadena, de ahí viene su peculiar nombre.

Una característica principal de la red blockchain es que esta tecnología se diferencia de otras porque no existe un servidor central, sino un conjunto de terminales en los cuales se comparte el procesamiento y almacenamiento de la información, por ello su estructura es descentralizada.

Además de esta características, cada terminal de la blockchain comparte un lenguaje o código criptográfico común que deben ser codificado y descodificado por medio de complejos algoritmos matemáticos.

Es por ello, que el nivel de seguridad de una blockchain impide que la información pueda ser sustraída o corrompida por ataques externos, como ocurre con las demás redes informáticas.

De estas propiedad se desprende que la blockchain es segura y además aporta una características más: las cadenas de bloques en los cuales se almacena la información son públicas para todos los usuarios de la red, por ende la transparencia de las operaciones realizada en la red es permanente.

blockchain segura scaled

Las operaciones de la blockchain no sólo se reducen al intercambio de criptomonedas, creadas en la blockchain, sino al intercambio de información criptográfica en general que ingresa a la base de datos de la red por los usuarios; siguiendo las indicaciones de los llamados contratos inteligentes.

Estos contratos inteligentes son programas informáticos creados para que la plataforma de la blockchain realice acciones concretas cuando los usuarios cumplen condiciones establecidas.

Por ejemplo, se puede programar un contrato inteligente para que se incluya o se excluya a un usuario de la red cuando se da una condición especifica, como las que trataremos más adelantes.

¿Cómo puede beneficiar la tecnología blockchain a los registros electorales?

El principal beneficio que la blockchain aporta a un registro electoral es que esta mantiene almacenada la información de los electores de forma segura y transparente.

Una vez que se ingresan los datos de un elector en la base de datos de una blockchain el sistema codifica la información en un lenguaje criptográfico que solo puede ser descodificado desde la misma red.

Además de ello, le asigna funciones propias de la segmentación de la información de los usuarios registrados, como por ejemplo la ubicación geográfica y su vinculación con los circuitos electorales.

De esta manera el registro electoral en blockchain puede asignar los electores para procesos electorales regionales o locales, según la información suministrada al momento del registro.

Otro aporte de la blockchain es que en ella se puede digitalizar la información biométrica de cada elector, como la huella dactilar, elementos faciales, reconocimiento de voz y necesidades especiales.

Sumado a ello, blockchain permite la administración del registro electoral, lo que facilita que se puedan hacer modificaciones de domicilio, seleccionar electores para cumplir tareas electorales; crear o suprimir centros, y otras acciones similares.

Quizás el mayor beneficio que la tecnología blockchain le de a los registros electorales es el nivel de seguridad que impide la comisión de fraudes manipulando la data de electores o los ingresos ilegales cometidos por hackers.

¿Cuáles son las ventajas tecnológicas que aporta la blockchain a la administración electoral?

Entre las ventajas que la tecnología blockchain puede aporta a la administración electoral, en especifico, y a la administración publica, en general, es la capacidad de actualizar la información por medio de contratos inteligentes.

Si el registro electoral de un país se crea a la par del registro de todos sus ciudadanos desde el mismo momento que nace una persona, la misma blockchain le puede asignar el estatus de elector a cualquier ciudadano una vez haya cumplido la edad legal establecida para el derecho al sufragio.

De igual forma, si la base de datos administrada en una blockchain pública registra que un ciudadano, por ejemplo, fue sentenciado a una cadena o se incorporó a las fuerzas militares de su país, o sufrió una sanción u otra situación que amerita la suspensión de sus derechos políticos, como el derecho al voto, la blockchain excluye por medio de un contrato inteligente a este ciudadano del registro electoral hasta que cese la situación que generó la suspensión del derecho al voto.

Así mismo, en los casos en los que un persona fallece, al momento de emitir el certificado de defunción por una autoridad competente, la blockchain procesa el egreso permanente del elector del registro.

En síntesis, blockchain no solo brinda la ciberseguridad necesaria, facilitando la administración de los ciudadanos para seleccionar voluntarios en los procesos electorales; sino que es capaz de mantener actualizada la data electoral, permitiendo el ingreso, suspensión y egreso de electores de forma automática.

Si embargo, si se decide por un registro electoral centrado en una blockchain sin conexión con la data general de ciudadanos las ventajas de seguridad y administración se mantienen; aportando solidez al sistema electoral.

¿Es viable que blockchain pueda ser usada en un sistema integral de registro de los ciudadanos de un país?

Cuando se piensa en blockchain de inmediato viene a la mente el bitcoin y las criptomonedas, y se genera la falacia de creer que este tipo de tecnología es inalcanzable por los países del y tercer mundo; pero nada más equivocado.

En realidad la tecnología blockchain es mucho más barata de lo que se piensa ya que existen empresas muy serias que pueden facilitar el acceso a esta tecnología por costos muy accesibles mientras el Estado que se proponga la creación de un sistema electoral con un registro de electores de este tipo sea capaz de mantener su propia red.

Además muchos organismos internacionales pueden verse atraídos por proyectos que le den la estabilidad y seguridad a democracias en naciones de las cuales se exportan recursos naturales, ya que solo la democracia puede garantizar la estabilidad económica necesaria para las inversiones privadas.

Sumado a todo esto, no deben existir prohibiciones legales que impidan crear redes blockchain de los registros de electores; y si fuese el caso la suficiente voluntad política de los Estados es suficiente para legislar a favor de una tecnología que garantiza la salud electoral de la democracia.

Por supuesto, pueden haber detractores de esta tecnología pero movidos por desconocimiento o por oscuros intereses, porque debemos tener en cuenta que los registros electorales débiles son el primer requisito para cometer fraudes electorales que solo sirven para mantener en el poder a una clase política en decadencia.

Conclusiones

La democracia post pandemia amerita de todos los recursos tecnológicos y de todas las voluntades políticas para vencer los complejos problemas que surgen de los vicios de grupos por mantenerse en el poder, del crecimiento poblacional y de la exigencia de la ciudadanía por acceder a sistemas políticos más estables, transparentes y confiables.

En este sentido, la tecnología blockchain beneficia a los registros electorales, en particular, y a la administración pública en general en la medida que puede aportar seguridad, transparencia, accesibilidad y automatización del registro electoral.

Es absurdo mantener sistemas electorales manuales totalmente analógicos cuando la económica, y con ella toda la sociedad moderna, avanza a pasos agigantados a la digitalización, de la cual la tecnología más avanzada es blockchain, que llegó para quedarse y que puede cambiar muchos de los ámbitos de nuestras vidas de forma muy radical.

La negación de la realidad que implica los cambios de la revolución blockchain será vencida por la visión estratégica del liderazgo político.

En este día...


Ramón

Apasionado del Conocimiento Libre y de las personas. Autor de Software Libre y Comunicación

0 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *