Si esto fuera una película, podríamos decir que ya se veía venir desde el principio. Todo empezó de la manera más natural y desde hace miles de años: con los datos. Puede que al principio no fueran big data tal cual lo definimos ahora pero ya en el tiempo de los sumerios se gastaban millones de tablillas de arcilla para llevar con todo el detalle posible desde las propiedades inmobiliarias, a las cosechas pasando por el registro cuidadoso de los datos del tiempo.

Probablemente los sumerios fue uno de los primeros estados «data driven». Pero rebobinemos desde el principio. Es verdad que de pronto la prensa empezó a llenar páginas con la importancia de los datos y casi cualquier artículo se hablaba de big data e incluso se acuñó alguna frase como: «Los datos son el nuevo petróleo«. Y es que lo datos siempre han estado ahí y es verdad que ahora se ha producido una verdadera democratización del acceso a los datos y la posibilidad de que casi cualquiera pueda obtener, almacenar y procesar cantidades ingentes de datos gracias a la tecnología.

«Cualquier decisión que se tome debería estar basada en datos».

Seguro que cualquiera que lea esta frase estará de acuerdo, se sentirá representado y dará por hecho que todo el mundo lo hace. ¿Se imaginan que muchas de las decisiones de gobierno se decidieran basadas en datos y datos que no estuvieran sesgados? Les voy a contar dos pequeñas historias de gobierno y datos.

La primera es del Gobierno de Obama. Uno de sus primeros nombramientos fue el CDO de los Estados Unidos: DJ Patil. Un CDO (Chief Data Office) es el responsable de los datos y este caso de todos los datos de USA. Su misión fué hacer accesible toda la información de USA a cualquiera que la quisiera consultar o usar. Obviamente no está disponible la información sensible o personal. Mi frase favorita suya es: «Toda la información de una empresa (o un estado) debería ser accesible para todos los empleados con la única excepción de la que legalmente no se puede compartir». Esto ha llevado a facilitar millones de decisiones. Decisiones de gobierno, de empresas, de ciudadanos basadas en datos.

BigData

Por otro lado los datos son tan importantes que según llegó Donald Trump eliminó muchos de los avances del CDO de USA y en algún caso montón una cruzada personal contra los datos recogidos para investigar el calentamiento global (Dick Chaney intento suavizarlo usando cambio climático y fué un buen intento, yo sigo usando Calentamiento Global es una cuestión de datos ;-).

Más en  La riqueza de las naciones en la Comunicación Política

Genial ya tenemos una situación en la que los datos crecen geométricamente ¿donde encaja la Inteligencia Artificial? Pues está es una las piezas más interesante de toda esta historia. Tradicionalmente la IA ha estado limitada por dos factores: suficiente potencial de cálculo y datos. ¿Y adivinan qué? Empezamos a tener cantidades ingentes de los dos. La IA está creciendo y avanzando a una velocidad que se duplica cada 3 meses. Hay grandes avances como que una IA se convierta en campeón del mundo de GO que era impensable solo hace unos años. Tenemos IA que empiezan a traducir de otros idiomas mejor que los humanos, que hacen música o pintan como grandes maestros, que son capaces de diagnosticar enfermedades mejor que algunos médicos especialistas. Y también son capaces de algunas cosas que cambian las reglas del juego tradicionales: son capaces de generar fake news, bot maliciosos o videos falsos.

Todo esto genera muchas preguntas: ¿nos gobernaran máquinas?¿como va a cambiar la humanidad?. Y muchas de ellas las intentamos resolver en el siguiente webinar:

En este día...


1 comentario

Marisol - catalogo natura · 05/10/2020 a las 4:44 PM

Muy interesante, gracias por la información.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.